Comer correctamente es súper sencillo

Texto: Mauricio Schiavon (@MSchiavon18)

En estos tiempos en los que las prisas, el tráfico, el estrés, el trabajo, parecen estar siempre presentes, el degustar tu comida como se debe, ha pasado a segundo término. Sin embargo, volver a situaciones muy sencillas, prácticas y comunes puede ofrecernos no sólo que disfrutemos mejor de nuestra comida, sino también aportar beneficios para nuestra salud.

 

De acuerdo al doctor John Douilliard muchos de sus pacientes al ser sometidos a tratamientos relajantes para superar problemas digestivos, la mejor ayuda que recibieron fue aprender a comer de una manera tranquila y correcta. Al final de su tratamiento, el doctor siempre hacía la misma pregunta: ¿qué fue lo más importante que aprendiste? A lo que los pacientes respondían: el poder sentarse, relajarse, detenerse, y realmente disfrutar del proceso de alimentarse.

 

Todo esto parte del sistema nervioso parasimpático, el cual, al verse libre de distractóres como checar el celular, ver televisión o hasta comer de pie, se ve afectado en su funcionamiento; es por ello que sentarse de una manera relajada permite que los sentidos huelan, prueben y experimenten la comida, todos vinculados a iniciar el proceso digestivo. 

 

Incluso el simple hecho de tener que masticar implica beneficios para disfrutar y digerir de manera correcta nuestros alimentos.

 

Mientras que la masticación es bien conocida por sus beneficios en la digestión, pocos se dan cuenta de que masticar los alimentos en realidad ayuda a aliviar el estrés, mejorar el estado de ánimo y mejorar la función cognitiva y la atención. El proceso de masticación parece relajar el sistema nervioso mediante la activación de una respuesta parasimpática, que es lo que activa el proceso digestivo.

 

Así que ya sabes Testarudo, no olvides que comer sentado, relajado, sin tantas distracciones y masticar bien te va a beneficiar. #TestarudoSoy

Testarudo, ¡síguenos en redes sociales!